Retribución del socio trabajador en su empresa

En el contexto fiscal actual es importante tener en cuenta las distintas retribuciones que puede percibir un socio que además es trabajador de su propia sociedad y ostenta el cargo de administrador o consejero de la misma.

mercantil-asesoria

En este ejercicio 2015 a punto de terminar se han ido conociendo varios criterios de la Administración Tributaria aplicables a cada caso.

La remuneración que percibe un socio-trabajador de su sociedad que desarrolla una actividad empresarial y este socio trabaja para la misma, su tributación se concibe en concepto de rendimientos del trabajo de los establecidos en el artículo 17.1 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, LIRPF).

En sociedades que vienen desarrollando una actividad profesional de las calificadas como tal en la sección segunda de las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas y el socio presta servicios propios de dicha actividad a su sociedad, teniendo en cuenta la combinación de factores de trabajo personal y de capital conjuntamente, o de uno solo de estos, ordenados por cuenta propia, su tributación será en concepto de rendimientos de actividad económica (artículo 27.1 de la LIRPF).

Si además de socio es administrador y percibe retribuciones por ostentar dicho cargo dentro de la sociedad de la que es socio, estas retribuciones deberán tributar también como rendimientos del trabajo según lo establecido en el artículo 17.2 e) de la LIRPF, aplicando, por tanto, la retención correspondiente a su cargo mercantil que, para el ejercicio 2016, se fija en un 35% con carácter general para los consejeros y administradores de entidades cuyo importe neto de su cifra de negocios del último periodo impositivo finalizado con anterioridad al pago de los rendimientos sea superior a 100.000 euros. Si dicho importe es igual o inferior a 100.000 euros, la retención se fija en un 19%.

Si el socio – administrador no percibe ninguna remuneración por el ejercicio de las funciones propias del cargo de administrador y siendo éste gratuito de acuerdo a sus estatutos, el socio – administrador no deberá imputarse ninguna retribución en tal concepto en el IRPF.

 

Últimos Posts

Declaración de Renta y Patrimonio 2017

Declaración de Renta y Patrimonio 2017 Cada año se adelanta un poco más el inicio de la…

Leer más
Así puede afectarte la Nueva Ley de Autónomos 2017

Así puede afectarte la Nueva Ley de Autónomos 2017 Por fin ha sido aprobada y publicada en…

Leer más
Plusvalía municipal, ¿cómo actuar en caso de transmisión con pérdida?

Plusvalía municipal, ¿cómo actuar en caso de transmisión con pérdida? La denominada plusvalía municipal se trata del…

Leer más
Efectos Fiscales derivados de la devolución de intereses por anulación de cláusulas suelo

Efectos Fiscales derivados de la devolución de intereses por anulación de cláusulas suelo El pasado 21 de…

Leer más